Y dije; sí

Porque desde hace días

Una corriente extraña me recorria,

Mi cuerpo te ansiaba

Y mis pensamientos te buscaban

En mis sueños sin querer te dibujaba

Y en mis pesadillas cual caballero

Valiente y misterioso me salvabas

Dije; sí pues no hay otra palabra que defina nuestro andar.

Solo nos queda orar y amar.

Anuncios

Un comentario sobre “

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: