La Dama tenebrosa

Dedicado a Ronaldo Aguilarblogger-image--1815981547

Ven, me dijo una voz angustiosa al oído.

Sentí que el lóbulo de mi oreja se heló con su aliento frío.

Busqué en la oscuridad su rostro, más la negrura espesa de sus pensamientos la oculto por completo.

Ven, repitió con la voz en un hilo, Ven, que te necesito.

Esta vez  se congelo hasta mi alma.

No hay manera de encontrarte, le dije.

No tengas miedo, solo escúchame, suplico.

Desesperado aparte una nube gris, y luego una más oscura.

Por favor sigue, musitó ella más tranquila.

Continúe retirando nubes espesas,algunas más claras otras más oscuras.

Hasta que vi su rostro, sus ojos negros, sus labios rojos.

Amado mio, creo que me has salvado, dijo con voz gloriosa.

Entonces sentí que morí lento entre sus brazos.

Elia Santos

Obra no publicada 2017

Registro de propiedad intelectual

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s